lunes, 9 de febrero de 2009

Las cartas de amor


En la web de la cadena ser he leído una noticia curiosa. En la ciudad de Verona han descubierto un manual antiguo que explica como escribir cartas. Este documento, escrito en latín e inédito hasta la fecha, dedica el capítulo cuarto a las cartas de amor. Consejos tan estimulantes y pedagógicos como alabar la belleza de la amada comparándola con figuras mitológicas como Elena de Troya o Paris. Bueno, seguro que en estos tiempos encontraríamos otras referencias pero, ¿Es realmente alagador para una chica del s.XXI la comparación con.... Marilyn Monroe, Maribel Verdú o Tita Cervera...? Uhm, no estoy nada seguro. Quizá la mitología aguante mejor la comparación que  modelos de carne y hueso.  

Volviendo al tema. Un manual para escribir cartas de amor, caray, ¿es que se pueden escribir mejor o peor ? Es que hay reglas que normalizan y, por lo tanto estandarizan estas cartas? ¿Qué es una carta de amor? Una herramienta de seducción que arrojamos al/ la deseada/o para obtener de el/ella su fruto goloso, una estrategia que, como un juego se de astucias ayuda a rodear la presa hasta su captura o, por el contrario es sinceridad pura, los anhelos  del cautivado por el amor y que por desgracia o por gracia no puede arrojar a la cara de su objetivo el torrente de sentimientos que le invaden. ¿Es una cosa, la otra o ninguna? No lo sé, puede que todas ellas pero, lo que parece seguro es que, en otros tiempos la literatura jugaba un papel más activo que en los presentes. Seguramente la proliferación de canales de comunicación la dispersan y la hacen perder intensidad... Mi dulce amada... Cuan vacío queda mi corazón al no recibir respuesta a mi plegaria, cuan huérfano,  cuan triste y sombrío al no saber si usted, alimento de mi esperanza, corresponde a este sentimiento que ahora me ahoga... 
Estos tíos se lo curraban. Algunas veces lo hacían pagando a otro que se sabía unas cuantas palabras más que ellos, pero le daban a esto de la expresión verbal la importancia que ahora ha perdido.
No hace tanto tiempo,  yo escribía cartas de amor y recibía, también,  respuestas encendidas. No sé descifrar, ahora, la sensación que me producía leerlas pero lo que si recuerdo, con claridad, es como me sentía al escribirlas. Era como vaciarse por dentro, volcar en un discurso, más o menos poético la tensión interior que producía la lejanía, el anhelo, la pasión y hasta el puro deseo. Todo esto ayudado por el estado de ignición de las hormonas que sucede durante el enamoramiento. 
Creo, realmente, en el poder de las cartas de amor. Creo que, dentro de su contexto, son pequeñas obras de arte, imagen del estado de ánimo más íntimo del ser humano. Estar enamorado es, entre otras cosas, escribirle cartas,   aunque, en ocasiones,  nunca llegue a leerlas.

32 comentarios:

tu dijo...

"cuán vacío, cuán triste y sombrío..."

yo creo que, simplemente, el lenguaje ha cambiado, pero cuando uno está sumido en ese estado "anfetamínico" del enamoramiento (parafraseando a otro bloguero), se le ocurren las mismas florituras pero adaptadas a estos tiempos. Las cartas de amor son bonitas, pero sólo son cartas, y les pasa como a los coches, una vez escritas y enviadas, pierden el 20% de su "valor"
(es mi opinión, y sin escopetas ni nada)

Rafa dijo...

Por una vez, y sin que sirva de precedente, estoy más o menos de acuerdo. Ah ,gracias por los acentos. Es lo que tiene tener amigos eruditos... (escopetas a parte, claro está)

alma máter dijo...

Pues yo soy de las que escribía cartas de amor y me encantaba recibirlas.
Quizá porque muchas veces me expreso mejor por escrito que con palabras. Escribiéndolo no me dejo nada en el tintero (... o casi nada), y tengo más libertad para expresar ciertos sentimientos que, a lo mejor a la cara, me cuesta más, aunque luego algunas de esas cartas hayan terminado en la basura sin llegar tan siquiera a ser enviadas.
...Y en cuanto a las comparaciones, me quedo con esta frase: "Aprendemos a amar no cuando encontramos a la persona perfecta, sino cuando llegamos a ver de manera perfecta a una persona imperfecta"

Un beso Rafa y bonita entrada!!

Rafa dijo...

Hola Alma, que chula la frase,y que cierta. Yo escribí muchas y me escribieron menos, pero ahora las recuerdo con cariño. Besos

Navegante dijo...

Que recuerdos me vuelven a la memoria tras disfrutar de este texto. Cartas de amor -¿quién no las escribió en sus años mozos a esos amores secretos-, yo aun escribo así, no en cartas de amor, si no en mi diario, me gusta ese estilo tan pausado y tranquilo. Me gusta usar palabras ya en desuso porque – creo que en parte soy así, un anticuado- me hace sentir sueños de recibir en algún momento un escrito parecido.

Que recuerdos me trae, me gusta.

Salu2.

Bettina dijo...

Solía escribir y recibir cartas de amor hace muchísimos años. Cartas de verdad no e-mails. Porque estarás de acuerdo conmigo en que no es lo mismo un e-mail que una carta que te deja el cartero, abrir el sobre, pasar la mano por donde él/ella posó la suya. Echo de menos las cartas, sean o no de amor.

Rafa dijo...

Navegante, no creo que seas un anticuado por usar palabras por gusto. Es un placer real. Es cierto que es más fácil por escrito y sin un objetivo comercial, pero nunca están de más. El lenguaje es nuestro patrimonio, yo no renuncio.

Hola Bettina, bienvenida. No sé donde he leído que una lágrima nunca podrá humedecer un email. Frases brillantes aparte, estoy totalmente de acuerdo contigo, las cartas estimulan, además de la vista, el tacto, el olfato y el oído. Se guardan en cajas de cartón y sufren como sus destinatarios el paso del tiempo. No, no es lo mismo. Gracias por venir.

una sonrisa dijo...

Nunca me ha gustado escribir, quizás porque pienso que las palabras se las lleva el viento, lo que de verdad se queda son las acciones.
En eso como en casi todo en la vida voy cambiando de parecer, ya que como muestra tengo un rinconcito donde expreso mis sentimientos escribiendolos... quien me ha visto y quien me ve!! jeje
Lo cierto es que estar enamorado es maravilloso, escribiendo cartas o simplemente demostrandolo.

Rafa dijo...

Está bien cambiar de parecer. En tu caso, con lo de escribir, todos salimos ganado. Me gusta tu rincón. Gracias por la visita al mío.

ninfasecreta dijo...

Pufff, cuántos años sin recibir cartas de amor tradicionales. Aún cuando debo reconocer que alguna recibí el año pasado pero era puro enamoramiento del amor. Cuando se pasa a la concrección, se acabó lo que se daba.

En fin, ya hace mucho que soy una escéptica. Qué pena.

Rafa dijo...

ninfa, Has probado a escribirlas tu??

lys dijo...

Hay que recordar que hasta no hace tanto, incluso durante la guerra del 39 muchos hombres y mujeres no sabían escribir, y hubo un tiempo que era un oficio escribir cartas y supongo que de amor también. No estaría de más tener algunas reglas. Hoy que ese no es el caso, hay manuales para aquellos que sienten pero no se inspiran.

Saludos lindos

Rafa dijo...

Hola lys, si, creo que este escrito se trata de una ayuda para el oficio de escribiente. Lo que ocurre es que me lo he querido traer a la actualidad para hacer esta reflexión.
Gracias y saludos para ti también.

ninfasecreta dijo...

A quién...??

su dijo...

Me encanta escribir cartas de amor, y recibirlas ni te cuento... por favor hay que escribir más a corazón abierto, que no quiere decir que haya que escribir cursiladas... sino sentimientos que para mí es más facil escribirlos que verbalizarlos... muacksss

Rafa dijo...

Hola Su, para mi también. Yo, que soy un poco simple a la hora de hablar de amor, todavía encuentro algún momento para escribir cartas, y me gusta ver como se ilumina su cara cuando las lee. Otro muakss para ti.

Rafa dijo...

Ah, su. ¿Has venido hasta este blog conduciendo tu hummer?

Jinete Pálido dijo...

Amada cuando pronuncio tu nombre recuerdo tu sonrisa tan grácil como la de la mona lisa....
No, no, no...en ese estilo se me da fatal, ya puedes comprobarlo pero esto es solo cuestión de sacar todo lo que sientes, escribir es el mejor recurso para expresar lo que sientes y recibirlo es ya la pera....
Si retomaramos esa costumbre sería genial.

Saluditos.
PD: A mi lo del cola cao me está costando mares....pero volveré a ello, seguro.

Rafa dijo...

¿Has probado con el light? Sabe igual y no te remuerde la conciencia. Je, ¿Grácil la sonrisa de la mona lisa? Yo creo que tu mantienes la costumbre, así que ánimo !!

su dijo...

jajaja... El hummer? que feo es el jodio...

Santa 451 dijo...

Por fín me dejan entrar!! Vaya temporadita de virus...( en el curro y en casa)

Las cartas de amor saben mejor en papel...
Hay que sentir lo que se escribe, porque si no sale un borrón...

Un abrazo

Rafa dijo...

Por fin. Yo lo he intentado en el pc y no me salen. Si son de verdad han de ser en papel, ya lo creo, y hasta recrearte en la letra tiene su sentido. Abrazo Santa.

MARIO ALONSO dijo...

Hola Rafa. Sólo vengo a decir dos cosas:

1) Gracias por visitarme y por tu comentario, gracias de verdad.

2) Me da igual en papel que por ordenador... lo que tengo claro es que jamás necesitaría un manual para expresar ningún tipo de sentimientos... y el amor se expresa solito, sin necesidad de romperse mucho la cabeza, no crees?

Un abrazo.

Rafa dijo...

Hola Mario:
1/ Ha sido un placer, gracias a ti
2/ Si que lo creo y también creo que algunas personas necesitan ayuda para eso.
Abrazo para ti también.

Anónimo dijo...

He sido una afortunada... aún lo sigo siendo.
He recibido un montón de cartas de amor, algunas largas, muy intensas, otras, pequeñas esquelas, pero siempre, cualquiera fuera su forma eran anheladas, y apasionadamente recibidas.
Aún hoy tengo la gran suerte de recibirlas...quizás porque nunca pierdo la esperanza y bien sé que mi vida se centra en el empeño de seguir inspirando cual musa inspira a su escritor. Siempre intentando corresponder, aún a veces no estando a la altura...pero siempre de puntillas...Me ha encantado tu post, y cómo te han correspondido! Compañero...

Rafa dijo...

Gracias Anó, (¿Te puedo llamar Anó?) Me consta que tu también las escribías.
Ah, déjate de alturas, anda...

Anónimo dijo...

me puedes...

Anabel Botella dijo...

Un manual para escribir cartas de amor... No estaría mal tener una plantilla, pero cuando estamos enamorados, tomamos, yo por ejemplo, referencia de poemas que hemos aprendido, de canciones que hablan de nuestros sentimientos. Estos tíos se lo curraban, pero cuantas cnciones son hermosas cartas de amor.
Saludos desde La ventana de los sueños, blog literario.

Rafa dijo...

Hola Anabel, si que se lo curraban y hay muchas canciones que son cartas. Lo malo es uqe parece que la mqayoría de los que las escriben han bebido del mismo cántaro... Gracias por venir.

Brie dijo...

Las cartas tienen su encanto (menos las del banco, claro). Ahora con los emails y los sms todo ha perdido romanticismo, a pesar de que puedan esconder grandes palabras de amor... para mi ya no es lo mismo :D

Rafa dijo...

Hola Brie, pues anda que las del ayuntamiento... 70 € me ha costado la última. vamos que no le veo el amor por ningún lado.
Gracias por la visita, me gustó tu blog

-F osca dijo...

hola!!!!! encantada!!! me ha parecido idóneo comentar este post dsp de que leyeras el mío XD
Yo no creo que se deban seguir normas para escribir una carta de amor, el amor no entiende de convenciones XD y el ejemplo de Tita Cervera.. jojo

Un abrazo!